SUSCRIBASE

En aras de cumplir con su compromiso de capacitación, Uniandinos constituyó en 1993 el Fondo Educativo FEDU, para facilitar el cumplimiento de los sueños educativos que tienen los Uniandinos y sus familias. El FEDU apoya los estudios de especialización, maestría, doctorado, cursos y seminarios de educación no formal, participación en congresos de actualización profesional y pregrado para los hijos de los afiliados.


Escrito por: Ana María Nieto


Hoy en día es importante tener una formación que permita a las personas estar actualizadas e informadas de lo que sucede a su alrededor. La sociedad está cambiando de una manera constante, lo que exige tener mayores conocimientos en numerosos ámbitos: social, cultural, político, técnico, deportivo, entre otros.

De ahí surge la importancia para Uniandinos de abrir un espacio para contribuir con el desarrollo educativo y profesional de sus afiliados y su grupo familiar, apoyándolos en la realización de sus aspiraciones y metas.

En aras de cumplir con su compromiso de capacitación, Uniandinos constituyó en 1993 el Fondo Educativo FEDU, para facilitar el cumplimiento de los sueños educativos que tienen los Uniandinos y sus familias. El FEDU apoya los estudios de especialización, maestría, doctorado, cursos y seminarios de educación no formal, participación en congresos de actualización profesional y pregrado para los hijos de los afiliados.

Antonio y su hijo Luis Miguel

Antonio del Risco, egresado de la Universidad de los Andes del año 1985 de la facultad de Ingeniería de Sistemas, tomó la decisión de vincularse a Uniandinos desde hace 16 años por las actividades culturales, lúdicas, además de los planes colectivos y de medicina prepagada que ofrece la Asociación.

Uno de sus hijos, Luis Miguel del Risco Torres, quería darle un cambio a su carrera profesional para así poder competir en el mercado laboral. Para lograr esto él sabía que tenía que contar con una formación superior más allá del grado universitario. Desde muy pequeño, a Luis Miguel le ha apasionado el fútbol. Incluso llegó a jugar con un equipo a nivel profesional. En el momento en que empezó a buscar una maestría, sabía que ésta debía tener un componente administrativo, pero también un vínculo con el deporte. Al cabo de esta búsqueda, Luis Miguel encontró el MBA en Football Industries de la Universidad de Liverpool, Inglaterra. Es entonces, a finales del año 2016, cuando Antonio decide aplicar al crédito del FEDU y solicitar un préstamo. El proceso fue rápido y fácil, y una vez aprobado el crédito su hijo pudo iniciar sus estudios a comienzos del año 2017.

“Gracias a que mi padre es afiliado de Uniandinos conseguimos adquirir el préstamo, lo cual permitió que yo me pudiera despreocupar de la parte económica y enfocarme en lo académico para disfrutar al máximo esta experiencia. Fue un proceso muy sencillo. Las formas de pago siempre estuvieron al alcance de nuestras posibilidades. Quiero darle las gracias a Uniandinos porque hizo posible este sueño, que era ir al exterior a estudiar mi MBA”, cuenta Luis Miguel, quien se graduó el 4 de diciembre del año pasado.

A Luis Miguel le gustaría compartir su experiencia con Uniandinos y los hijos de sus afiliados, contarles cómo llevar una vida en un país con cultura diferente, hablarles sobre la adaptación a un nuevo entorno y sobre cómo se pueden sobrepasar las barreras para conseguir ese crecimiento profesional que todos deseamos. “Me gustaría ayudar a aquellos exalumnos Uniandinos que tienen en mente estudiar un MBA en el exterior, y asimismo a quienes quieren apoyar a sus hijos en esta etapa. Mi experiencia fue un año entero que me cambió la vida, marcó un antes y un después. Creo que esto va más allá de lo que ves en un aula de clases; es lo que aprendes al estar con personas que vienen con el mismo objetivo, pero con diferentes perspectivas y diferentes experiencias educativas y laborales”.

Para Antonio, aplicar al crédito del FEDU y ayudar a su hijo a cumplir sus metas con el apoyo de Uniandinos fue una experiencia invaluable. “Recomendaría el crédito a otras personas por lo fácil que es adquirirlo; también porque desde el punto de vista financiero la tasa es de la más bajas que hay. Otro elemento importante es que mi hijo pudo ir a estudiar despreocupándose del tema del pago, y eso le dio tranquilidad para dedicarse a sus estudios, quedando postergado el pago de las cuotas para cuando empiece a producir”.

Juliany y su hijo Nicolás

Uniandinos le ha abierto esta oportunidad a otros de sus afiliados. Entre ellos está también Juliany Arenas Criado, egresada de la Universidad de los Andes y afiliada a Uniandinos desde 1996. Obtuvo crédito del FEDU para su hijo Nicolás Ureña, quien quería realizar sus estudios de Ingeniería Industrial en la misma Universidad que ella. Juliany decidió solicitar el crédito por la facilidad para adquirirlo y lo ventajosas que eran las tasas de interés, que para ella era las más bajas, debido al tiempo que llevaba vinculada a la Asociación. Otro detalle que persuadió a Juliany es que el FEDU abonaba directamente a la matrícula de la Universidad y así ella no tenía que preocuparse por hacer personalmente este trámite.

Juliany adquirió el crédito desde el año 2014 y obtuvo un préstamo por más de 10 millones de pesos para la matrícula de Nicolás. Luego de comprobar lo sencillo y expedito que era el procedimiento para adquirir el crédito, decidió tomarlo por cinco semestres más. “Para mí la ayuda de Uniandinos fue clave para la formación académica de mi hijo”.

Nicolás se graduó en el 2017 como Ingeniero Industrial y recibió un decidido apoyo del área de Desarrollo Profesional de la Asociación para mejorar su hoja de vida y encontrar un empleo. Gracias a este apoyo Nicolás entró a trabajar en Falabella, donde laboró durante tres meses, hasta que se le presentó la oportunidad de trabajar en Alemania, gracias a un convenio que Uniandinos tiene con AFS Colombia. Actualmente trabaja en un colegio del gobierno alemán y sueña con ayudar a jóvenes que quieran terminar sus últimos años de colegio en este país.

“Recomiendo el FEDU porque en comparación con otros créditos, da la facilidad de obtener rápidamente el dinero. Me gustó que los intereses sean favorables. La gente de Uniandinos me atendió muy bien y me asesoraron con toda la paciencia. La verdad, es muy recomendable, tú lo puedes pagar a corto plazo y así no te quedas con una deuda a largo plazo”, comenta Juliany.

Nicolás espera poder adquirir nuevamente crédito del FEDU para continuar con sus estudios en Alemania. Quisiera poder retribuirle a Uniandinos, ayudando a que los hijos de sus afiliados tengan como él la oportunidad de viajar, de abrir sus fronteras y poder estudiar unos meses en Alemania. Él espera que esta meta se cumpla y así se consolide un brazo de Uniandinos en ese país.

*          *          *

 

Otros articulos de esta edición

Este es Jorge Orlando Melo, un apasionado por la historia de nuestro país.

Edición 46 | 42 visitas
Artículos relacionados

Este es Jorge Orlando Melo, un apasionado por la historia de nuestro país.

Edición 46 | 42 visitas