SUSCRIBASE

Muchas veces los recién egresados que están en sus primeros trabajos sienten muy lejana la posibilidad de volverse ejecutivo VIP, ¿Qué podría llevar a un recién egresado a volverse un ejecutivo VIP? Hablamos con expertos en el tema y esto fue lo que nos contaron.


Escrito por: Carolina Tobar Amorocho


1.

“No es cuestión de formación, es cuestión de cómo se plantea, se posiciona y cómo el individuo se para ante el mundo laboral. Ahí tiene mucho que ver la visión de los negocios, de las industrias, pero más importante aún, la resiliencia que debe tener el ejecutivo para poder estructurar muy bien su carrera.

Y vuelvo al punto de la rotación, para mí es muy preocupante que ahora los jóvenes piensan: primer fracaso, entonces cambio; primer viaje que me salió, entonces boto todo por la borda; primer año de experiencia y no me nombraron gerente entonces me voy a otra compañía… eso hace que no se proyecte el ejecutivo a largo plazo. Tiene muchas connotaciones sociales, pero no debe romper los esquemas de estabilidad, permanencia, de hacer carrera. Si la persona planea mejor su carrera, está a gusto en donde quiere trabajar y le da un cierto compás de espera a las organizaciones, pues ciertamente va a poder ser ese VIP”.

Antonio Sánchez, Managing Partner de Boyden Colombia

2.

 “Sin duda lo principal es la formación y experiencias laborales enriquecedoras, preocuparse desde sus inicios por el desarrollo de sus competencias y esto se logra realizando un proceso constante y periódico de autoevaluación que le permita mantener sus potencialidades y trabajar en sus oportunidades de mejora.

Es importante tener claro el propósito de vida y las metas deseadas, esto con el fin de trabajar desde el “¿para qué?” y así encontrar un trabajo que los motive y les permita crecer personal y profesionalmente. Fundamental que en los procesos de búsqueda se centren en encontrar cargos y organizaciones que generen grandes retos y no enfocarse única y exclusivamente en la consecución del dinero.

En una sociedad que premia en ocasiones la inmediatez, es básico entender que se debe trabajar día a día, paso a paso, no caer en la impaciencia y entender que las cosas buenas requieren tiempo y proceso.

Finalmente, sin importar la formación de pregrado, un futuro ejecutivo VIP debe desarrollar y fortalecer sus redes de contacto y sus conocimientos en temáticas financieras, los cuales le brindarán una mirada macro del entorno (socio económico) y propiamente del comportamiento de la organización”.

Gabriel Ramírez, director de Desarrollo Profesional Uniandinos

3.

“Todo profesional que desee convertirse en un ejecutivo VIP debe tener claros sus objetivos, trabajar en sí mismo para lograr un equilibrio en su desarrollo físico, emocional, cognoscitivo y espiritual. Ser una persona que actúa basada en valores, así como mantenerse en continuo aprendizaje de los cambios socioeconómicos, tecnológicos y de innovación se constituyen en elementos fundamentales de su desarrollo. Es también clave en este proceso conocer sus oportunidades de mejora y desarrollar acciones concretas de mejoramiento en el corto, mediano y largo plazo para lograr sus metas”.

 Soffy Lima Ravelo Psicóloga – Master en Gestión Humana y Coach / Fundadora de la firma Sinergia Capital Humano

4.

“Lo interesante de poder moverse en el mundo corporativo no es hacerlo rápida o fácilmente, lo interesante es hacer que ese movimiento sea sostenible tanto para uno como profesional, como para la empresa. Allí se conjugan entonces varios puntos para tener en cuenta:

  1.  Encontrar nuestros diferenciales. En un mercado inundado de las mismas profesiones nuestras diferencias son las que hacen que nos destaquemos, sobresalgamos y nos posicionemos: características personales, académicas, laborales
  2. Tener un proyecto de vida claro. Lo importante es que estas metas y este proyecto nos permita movernos en los temas que nos gustan (también es válido cambiar de gusto) y tener un rango de acción para lidiar con nuestros aciertos y errores.

 

  1. Ser consistente. Como seres humanos tenemos intereses amplios, no nos define una sola carrera o una sola área de interés. No somos unidimensionales. Lo interesante en el plano laboral es tener claro cómo estas áreas de interés se encuentran; cómo lo que sé, lo que me gusta y lo que buscan las empresas se cruza y además se complementa.
  2. Ser perseverante. Quienes triunfan saben que hay que insistir, hay que perseverar en lo que nos acerca a lograr nuestros propósitos.
  3. Una buena red de contactos. Un profesional no se hace solo, necesita quienes comenten y recomienden a otros sus buenos resultados.
  4. Pedir. No es válido tener todos los puntos anteriores chequeados y quedarnos sentados esperando a que el CEO de nuestra empresa nos vea, o que una empresa de hunting nos llame. Nosotros también debemos ser los artífices de nuestro éxito laboral”.

Leda Acosta, consultora en Transición laboral/ Outplacement – Vantage Point

 

Otros articulos de esta edición

En el marco de las exposiciones conmemorativas a los 30 años de la Galería Espacio Alterno la muestra estuvo enfocada al trabajo textil.

Edición 44 | 47 visitas

El accionar de los capítulos en 2019 fortalecerá la Asociación y constituirá una diferencia significativa con cualquier asociación de egresados del país.

Edición 44 | 73 visitas
Artículos relacionados

En el marco de las exposiciones conmemorativas a los 30 años de la Galería Espacio Alterno la muestra estuvo enfocada al trabajo textil.

Edición 44 | 47 visitas

El accionar de los capítulos en 2019 fortalecerá la Asociación y constituirá una diferencia significativa con cualquier asociación de egresados del país.

Edición 44 | 73 visitas