SUSCRIBASE

Se estima que en quince años, la mitad de los puestos de trabajo existentes se verán fuertemente amenazados por la automatización producto de la inteligencia artificial, y el cuarenta por ciento de las quinientas compañías más importantes del mundo desaparecerán en los próximos diez años.


Escrito por: Carolina Tobar Amorocho


“Si la educación falla en seguirle los pasos a la tecnología, la desigualdad será el resultado”, Daniel Quintero Calle, viceministro de TI del MinTIC

 

El mercado actual demanda nuevos puestos de trabajo; la economía digital ha provocado la aparición de perfiles profesionales que están generando nuevas ofertas de empleo. Entre los más demandados se encuentran los especialistas en business intelligence, Big Data, ciberseguridad, e-commerce, community managers, expertos en marketing online y marketing móvil, gamificación y videojuegos, entre otros. 

 

En Colombia, el Gobierno comprendió la dinámica de la realidad internacional. El auge digital es el presente, donde están las oportunidades y el cambio hacia el desarrollo y la innovación. Uno de los retos principales del país, en materia de tecnologías de la información y comunicaciones, es lograr brindarle a la nación una mayor cobertura de internet, y, de esa forma, acercar a los colombianos a las redes.

 

Con el Plan Vive Digital se logró que hoy 1.075 municipios se encuentren conectados a través de fibra óptica; asimismo, mediante la Red de Alta Velocidad, que cuenta con una inversión de más de 363 mil millones de pesos, se estima que 47 municipios y corregimientos departamentales de zonas apartadas del país se conectarán a internet. La meta para el 2018 es lograr 27 millones de conexiones, gracias al despliegue de fibra óptica para el noventa y seis por ciento de los municipios.

 

El Uniandino Daniel Quintero, viceministro de Tecnología del Ministerio de las TIC, asegura que “los gobiernos del mundo están asistiendo a la evolución económica a partir del uso de la tecnología; esto representa una reinvención en las políticas públicas, que ahora deben responder a una realidad del mercado permeada por lo digital”.

 

Los trabajos del presente y el futuro

 

La demanda ocupacional del sector TIC para los próximos años se movilizará en torno a requerimientos de recursos humanos altamente cualificados. Según datos proporcionados por el Ministerio de las TIC, de acuerdo con un estudio del Observatorio TI, llamado “Prospectiva laboral cualitativa para el sector de tecnologías de la información y las comunicaciones”[1] —que fue elaborado por el Ministerio de Trabajo, con la participación de MinTIC, Fedesoft, Cintel y la Red de Observatorios Regionales de Mercados de Trabajo (Ormet)—[2], se han identificado 172 cargos impactados por tendencias tecnológicas en los subsectores de contenidos digitales, infraestructura TI y hardware, Servicios TI no relacionados con desarrollo de software, telecomunicaciones y desarrollo de software.

Por su parte, el Foro Económico Mundial asegura que se eliminarán siete millones de puestos de trabajo en los próximos cinco años y se crearán dos millones de nuevos empleos en áreas como nanotecnologías, neurotecnologías, robots, inteligencia artificial, internet de las cosas, biotecnología, sistemas de almacenamiento de energía, drones e impresoras 3D.

 

Así las cosas, se necesitará personal con conocimientos relacionados con el manejo de nuevos lenguajes de programación, y habilidades como creatividad, innovación, capacidad de investigación y comunicación efectiva. Serán importantes actitudes como la adaptación al cambio, la predisposición al aprendizaje y el trabajo en equipo.

Importancia del teletrabajo

El teletrabajo es una modalidad laboral a distancia que replantea las formas de comunicación interna en las organizaciones, generando nuevos mecanismos de control y de seguimiento de tareas. Esta práctica beneficia a los empleados, pues logra equilibrar sus quehaceres personales y profesionales, y además es una manera de aprovechar al máximo las nuevas tecnologías, de minimizar el impacto negativo de la movilidad en grandes ciudades y de hacer eficientes los consumos de espacios y energía en los lugares de trabajo.

Por otro lado, es un beneficio importante para la población en condición de discapacidad, puesto que se convierte en una alternativa de trabajo y elimina las brechas de desigualdad laboral. En Colombia, la Ley 1221 de 2008 regula esta actividad, beneficiando, en primer lugar, a los trabajadores y también a las organizaciones. En la actualidad, el país cuenta con 50.000 teletrabajadores, y la meta para el 2018 es alcanzar los 120.000. El Ministerio del Trabajo y el Ministerio de las TIC han impulsado la implementación de una política pública de teletrabajo para permitir que más personas puedan laborar desde su casa.

La transformación digital de los negocios está eliminando empleos de manera creciente; para el viceministro Quintero, “se trata de una tendencia ineludible que invita a adaptarse ante los cambios en las dinámicas económicas globales. Sin embargo, paradójicamente, las mismas herramientas tecnológicas están facilitando el acceso a nuevos tipos de empleo que surgen en medio de todo el ecosistema que conforma la economía digital”.

Brechas laborales

Según la revista Dinero, “a febrero de 2017, el impacto de estancamiento económico en el mercado laboral se sintió con una intensidad algo más alta, pues el desempleo nacional y el urbano (9,3% y 10,3%, respectivamente) se elevaron un poco más (0,5 y 0,7 puntos porcentuales por encima del año anterior)”.

De acuerdo con datos del Observatorio TI, de Fedesoft y MinTIC, la estimación de la brecha de talento TI en el país es de 53.000 profesionales TI, aspecto que exige agudizar el trabajo en promoción y estímulo para incrementar el número de personas que estudian carreras TI. Esta brecha no solo comprende problemáticas en cuanto a cantidad, ya que se evidencia un importante distanciamiento entre los currículos de los distintos programas académicos y las necesidades reales de la industria.

Las nuevas generaciones son más afines a la tecnología. Por esta razón, el Ministerio de las TIC tiene una propuesta para la reingeniería de la estrategia Talento TI, en donde pretende ampliar su alcance e impacto, con miras a fortalecer la industria TI colombiana a través de la ampliación del número de jóvenes que se vinculan a programas de formación relacionados con este tema. Con esto se pretende disminuir la deserción en estos programas, aumentar la participación de mujeres en estas carreras y, sobre todo, acercar el proceso formativo a las necesidades del sector.

El compromiso de las universidades

Como egresado de la Especialización en Finanzas de la Universidad de los Andes, Daniel Quintero Calle afirma: “Me enorgullece hacer parte de una universidad que promueve la innovación y los debates constructivos con relación a cómo sacar adelante a Colombia. Se trata de una institución que invita a soñar y a creer que todo es posible con argumentos y disciplina. Allí tuve la oportunidad de compartir con maestros que me inspiraron a dedicarme a trabajar por mi país y con compañeros de estudio que hoy lideran diferentes iniciativas empresariales y desde el servicio público. Toda mi gratitud siempre con la Universidad de los Andes”.

Para él, es necesario revitalizar y modernizar las titulaciones en las universidades, dotándolas de los recursos materiales y económicos necesarios para adaptarse a los cambios que requiere la sociedad digital, puesto que esta reconversión ayudará a paliar uno de los principales problemas de la economía.

 

“La tecnología avanza a pasos acelerados, y las universidades deben replantearse la forma de atender ese desafío para seguir contribuyendo a la tarea formativa. Debemos recordar que si la educación falla en seguirle los pasos a la tecnología, la desigualdad será el resultado. Estamos en un momento clave no solo para adaptarnos sino además repensarnos”, afirma el viceministro de TI del Ministerio de las TIC.

 


[1] Este estudio fue proporcionado por MinTIC.

 

[2] La metodología aplicada fue prospectiva laboral cualitativa, como parte del proyecto del Marco Nacional de Cualificaciones, que busca mejorar la pertinencia de la formación del recurso humano a través de una respuesta oportuna a las necesidades del sector productivo.

 

 

 

 

Otros articulos de esta edición

“No se trata solamente de hacer una botella comestible sino de la posibilidad de combatir problemáticas en el mundo”.

Edición 45 | 117 visitas
Artículos relacionados

“No se trata solamente de hacer una botella comestible sino de la posibilidad de combatir problemáticas en el mundo”.

Edición 45 | 117 visitas